Como es lógico,el primer requisito para ser voluntario es que tengas la mayoría de edad o venir acompañado de un adulto que se haga responsable y te acompañe siempre dentro del recinto.

Ser voluntario,especialmente en un Refugio,es una de las cosas más gratificantes que se pueden hacer tanto para uno mismo como para los animales.

A veces,no sabemos las historias "reales" de un perro o gato cuando entran al Refugio.Podemos imaginarnos cualquier situación terrible que ha llevado a éste pobre animal a que termine finalmente con nosotros.




Nuestra labor es pesada,barriendo y fregando las jaulas,cambiando el agua,fregando los cacharros,las casetas,arreglando las camitas,tendiendo los trapos,cambiando los areneros y limpiando el patio de los gatos y perros,etc...haciendo el trabajo "sucio".


Pero los voluntarios nos sentimos satisfechos regalando nuestro tiempo y esfuerzo,dedicándoselo a los animales para que estén a gusto,atendidos y se sientan amados.





Siempre se necesitan manos que ayuden.Si tienes tiempo y te gustan los animales,echa una mano a los demás voluntarios activos.Ponte en contacto por email y vemos la disponibilidad que tienes y si no dispones de transporte propio,intentaremos cuadrar con otro voluntario que pueda acercarte al Refugio el mismo día de su turno.


 Disfruta de un rabo que se mueve o un ronroneo. ¿No has oído decir que las mejores cosas son gratis?


0 comentarios:

 
Top